LA TRAMPA DE LA CULTURA

Una de esas identidades es la identidad nacional. Ésta otorga la capacidad de reconocerse como formando parte de una comunidad cultural.

Desde hace más de dos siglos, las construcciones nacionales se han ido extendiendo progresivamente a lo largo y ancho del planeta, hasta ocupar hoy en día la mayoría de los territorios del mundo.

Las identidades son referentes que funcionan para ayudar a los humanos a situarse en el mundo en el que viven. Y para entenderlo.

¿Cuáles han sido sus bases? En primer lugar, el nacionalismo. En segundo, el uso que éste siempre ha hecho de la ‘cultura’ como excusa para ocultar sus intenciones.

Para entender los acontecimientos más importantes del mundo en que vivimos es imprescindible analizar y reflexionar sobre sus bases antropológicas. Conocer cuál es su historia y cómo han funcionado.

Es por esta razón que el curso resulta útil para comprender fenómenos muy actuales: el Brexit, el auge de la extrema derecha en toda Europa, el ‘proceso’ secesionista de Cataluña, el ascenso de Trump o de Bolsonaro.

También conoceremos las bases de un tipo de nacionalismo lamentablemente muy actual: el racismo, que no es un ‘virus’ ni algo latente en los corazones humanos, sino una ideología que hay que conocer para desactivar. 

El curso tratará de ofrecer análisis y ejemplos amenos y a menudo sorprendentes, ya que para poder entender la realidad cotidiana y para poder pensar en cambiarla, es fundamental que nuestras convicciones se pongan entre paréntesis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *